Las criptomonedas no se libran de la declaración de la renta

¿Has invertido durante este último año en criptomonedas? Mantente atento porque empieza la declaración de la renta y vas a tener que pagar una tasa impositiva por ello. Ha sido tal el impacto de las criptomonedas en el último año que la Agencia Tributaria de España ha puesto la lupa sobre ellas para tratar de recaudar la mayor cantidad de euros posible.

Hacienda criptomonedas

A partir de este año todos aquellos que hayan invertido en criptomonedas, deberán tributar en la renta las ganancias o pérdidas realacionadas con sus activos digitales.

Al ser el primer año que se deberán declarar, en la Agencia Tributaria son conscientes que puede reinar el desconocimiento entre los inversores es por ello que recomienda realizar los siguientes pasos.

Pongamos por caso que se adquirió Ethereum el 10 de marzo de 2017, y su valor ese día rondaba los 200€ y que en el momento en el que lo vendimos, su valor ascendió hasta los 700€. En este caso hubiésemos obtenido unas ganancias de 500€, las cuales se deben de sumar al total de ganancias patrimoniales que presentamos en la renta.

El gravamen al que serán sometidos aquellos que realicen dicha tributación será del 19% para las rentas más bajas y 23% para las más elevadas. Desde la Agencia Tributaria, se ha hecho mucho hincapié en que “los bitcoins y demás criptomonedas deberán incluirse en el Impuesto sobre el Patrimonio”.

Conscientes de que el inicio del año 2018 ha sido especialmente duro para todos aquellos que han invertido en criptomonedas, Hacienda ha querido ser más flexible, permitiendo que solo se pague impuestos por la diferencia que se puede crear entre los beneficios y las pérdidas.

En el caso de que se supere dicha cantidad, también se podrá compensar con los rendimientos del capital mobiliario, estableciendo un límite máximo de un 20% del saldo positivo.

En los últimos días han aparecido muchas voces contrarias a la tributación de las criptomonedas, ya que consideran que le va a resultar a Hacienda especialmente difícil, ya que la moneda digital no tiene consideración de divisa, sino de un medio de pago el cual está fuera de la legalidad.

Se antoja una declaración de la renta complicada para la Agencia de Tributaria, ya que al ser el primer año que se trabaja con criptomonedas, estas pueden poner en jaque el sistema. Queda claro que deberán experimentar y mejorar el servicio durante los próximos años para conseguir la mayor efectividad posible.

Comments (No)

Leave a Reply

Descarga ahora

¡La guía para GANAR con el Bitcoin! 

CONTENIDO VIP EXCLUSIVO

¡Guía GRATIS!

Tu información nunca será compartida con terceras empresas.

Al suscribirte, recibirás nuestros contenidos y trucos gratis.