Es más que evidente que cualquier sistema financiero, por muy consolidado que esté, siempre va a ir experimentando cambios a lo largo de los años, principalmente porque siempre se dan ciertas situaciones que pueden hacer que la economía dé un giro de 180 grados rápidamente.

Precisamente cuando estalló la crisis de 2008pudimos vivir algo parecido y por ello aparecieron las famosas criptomonedas, en concreto, fue la Bitcoin la que abrió las puertas de un mundo completamente desconocido para nosotros hasta el momento.

Se presentaba entonces como un alternativa a las monedas tradicionales, que se habían devaluado bastante debido a la crisis financiera y comenzaba a expandirse un nuevo sistema digital, con el que poder salvaguardar nuestro capital y no vernos afectados por las consecuencias que produjo esta situación tan grave.

Con la llegada de la Bitcoin y posteriormente otras criptomonedas, la economía mundial comenzó a cambiar, en la actualidad, las divisas digitales les están echando un pulso a las tradicionales, impactando así en el sistema global financiero y presentándose como las posibles monedas del futuro.

¿Por qué las criptomonedas pueden tambalear los cimientos de la economía mundial?

Como todos ya sabemos, las criptomonedas se han presentado como una perfecta alternativa para las monedas tradicionales. El principal motivo por el que las divisas digitales son cada vez más populares es porque se encuentran dentro de un sistema descentralizado cuya actividad no está regulada por ningún organismo público.

Es la diferencia más importante con respecto a las divisas tradicionales, ya que el valor de éstas siempre va a estar determinado por alguna entidad financiera.

Criptomonedas

Pero ¿Qué ocurre en épocas de crisis? Básicamente lo que hemos vivido durante los últimos años, las divisas de los diferentes países se fueron devaluando, algunas incluso cayeron en picadas y por consiguiente, nuestro capital y nuestras inversiones también perdieron su valor correspondiente.

Dentro de este escenario, aparecieron las criptomonedas como una alternativa fantástica:

  • El valor de las mismas estaba totalmente desvinculado con cualquier banco, se mueven en base a la oferta y la demanda.
  • Las monedas virtuales dependen de ellas mismas y de los usuarios.
  • Ellos mismos son un banco y el dinero que tengan lo pueden mover a su antojo, según las transacciones que quieran realizar en cada momento.

Así, poco a poco, las criptomonedas se hicieron un hueco en la sociedad y hoy en día, son muchos los usuarios que hacen uso de estas divisas para mantener su propio capital y evitarse así de posibles contratiempos que puedan ir surgiendo dentro del sistema económico mundial.

A parte de todo ésto, también hay que tener en cuenta que las criptomonedas presentan múltiples beneficios con respecto a las divisas tradicionales.

Entre otras cosas, hay que destacar que siempre que vayamos a hacer cualquier tipo de transacción con una moneda digital, la podremos hacer directamente a nuestro receptor gracias al sistema de peer-to-peer.

Lo que quiere decir, que no estamos sujetos a ningún tipo de comisión, que es lo que suelen hacer los bancos para poder llevar a cabo las transferencias. Por tanto, con estas divisas digitales, no necesitaremos ningún tipo de intermediario, lo que facilita el poder realizar cualquier movimiento.

Por todo ello, es evidente que las criptomonedas han causado un gran impacto dentro de la economía mundial echándole un pulso a las moneda tradicionales y al sistema establecido.

La presencia de Bitcoin en el mercado

Aunque en el apartado anterior hemos hablado del impacto de las criptomonedas en general, dentro de la economía mundial, hay que decir que éste no se habría producido sin la aparición de la divisa digital por excelencia, nos referimos a la Bitcoin.

Fue la primera que se creó para ofrecer una alternativa a las divisas tradicionales, que en aquel entonces, no estaban pasando por un buen momento.

Poco a poco la Bitcoin se ha ido haciendo más poderosa y ahora cuenta con una gran número de usuarios que la utilizan para llevar a cabo sus intercambios.

Además, en la actualidad, son muchas las empresas que han incluido a la Bitcoin como un nuevo método de pago, sin ir más lejos, la multinacional Microsoft es una de las compañías más conocidas que ofrecen este servicio.

Bitcoin

El poder hacer frente a los pagos sin tener que abonar comisiones a terceros es una de las mayores ventajas que presenta Bitcoin y por ello, tanto clientes como empresas utilizan estas criptomonedas para intercambiar los bienes y servicios.

Además, otro aspecto muy importante que tenemos que destacar de la Bitcoin, es que todas las transacciones que se realicen a través de ella se hacen de manera muy rápida, lo habitual es que se tarde unos 10 minutos aproximadamente y lo mejor es que se pueden hacer a cualquier parte del mundo, por lo que no tendremos que esperar horas o días como ocurre si realizamos estas transferencias a través de las entidades bancarias.

Son operaciones mucho más flexibles que aportan gran liquidez y además mucho más seguras, por ello, la Bitcoin es una de las monedas virtuales que ha causado un mayor impacto en la economía mundial y está haciendo que cambie la forma de trabajar sobre el sistema financiero.

Algunas situaciones reales

Aunque las criptomonedas son unas divisas que tienen relativamente poco tiempo de vida, los expertos aseguran que su impacto en la economía mundial será cada vez más fuerte a medida que pasen los años. Aún así, ya se han podido vivir algunas situaciones reales en las que estas monedas virtuales han cobrado especial protagonismo.

A parte de la crisis de 2008, de la que ya hemos hablado con anterioridad, también podemos comentar el papel principal que han tomado con respecto al Brexit.

Cuando ocurrió este hecho, la libra esterlina se devaluó bastante, algo que para los compradores extranjeros fue un buena noticia pero no tanto para los ciudadanos locales que vieron rápidamente como su capital había perdido valor.

Criptomonedas

La solución en este caso fue el uso de las criptomonedas, los británicos decidieron apostar por estas divisas virtuales para así, mantener intacto el valor de su capital y que no se viera afectado por la situación económica general por la que estaba pasando el país.

Algo parecido ocurrió con los yuanes, el mercado de China también ha estado devaluado y el valor de la moneda local disminuyó notablemente, sin embargo, no ocurría lo mismo con la Bitcoin y por este motivo, muchos usuarios se decantaron por utilizar estas criptomonedas que llegaron a alcanzar un valor de más de 3.500 yuanes a cambio de tan solo una Bitcoin.

Teniendo en cuenta estas situaciones reales, no es de extrañar que se vayan sucediendo otras en un futuro y cada vez más, las monedas virtuales se presentan como la mejor alternativa.