A medida que pasan los años, el sector financiero experimenta cambios importantes. Según ciertos factores, hay veces que hay que buscar alternativas para afrontar situaciones arriesgadas.

Ésto es lo que ocurrió precisamente cuando estalló la crisis, que el sistema económico de muchos países se tambaleó y fue entonces cuando, en 2009, se creó una moneda virtual que, en la actualidad, es una de las criptomonedas más importantes del mundo. Nos referimos a Bitcoin.

A partir de entonces, muchas han sido las divisas digitales que han ido surgiendo, pero dentro de este contexto, también son importantes las plataformas de intercambios que podemos utilizar en el mercado.

Bitstamp

Sin lugar a dudas, una de las más conocidas es Bitstamp debido a la gran cantidad de servicios que ofrece y a la facilidad de su uso. Como cada vez el Bitcoin está teniendo más fuerza en el mercado financiero, hoy queremos que conozcas esta plataforma para que, en el caso de que te decidas a usar esta moneda virtual, puedas trabajar con ella utilizando el mejor soporte posible.

Muy atento a todo lo que vamos a contarte sobre Bitstamp.

¿Qué es Bitstamp?

Como ya te hemos adelantado, Bitstamp es una plataforma para llevar a cabo el intercambio de Bitcoin. Se trata del segundo soporte que genera un mayor volumen de transacciones en el mundo, por este motivo, Bitstamp está muy bien valorada por los usuarios.

Aunque desde 2016 ubicó su sede central en Luxemburgo, esta plataforma de intercambio fue fundada en 2011 en Eslovenia. Los artífices de la creación fueron Nejc Kodric y Danijan Merlak que, tras varios años trabajando en su país natal, decidieron trasladar la sede de Bitstamp al Reino Unido en 2013.

Pero, gracias al apoyo de las autoridades de Luxemburgo por regular la actividad que desarrolla la plataforma, finalmente Bitstamp se ubicó en dicho país y se convirtió en el primer soporte de intercambio de Bitcoin que contaba con una regulación de la Unión Europea.

A partir de esta legislación, la plataforma puede operar en todos los países miembros de la Unión Europea sin ningún tipo de problema, un hecho que otorga seguridad a los usuarios, ya que su actividad está debidamente reglada.

Principalmente, a través de Bitstamp, podemos realizar intercambios entre dólares americanos y Bitcoin, aunque una de las ventajas es que permite la posibilidad de llevar a cabo depósitos con otras monedas, como es el caso del euro, además de las mencionadas anteriormente.

Bitstamp2

De igual modo, con Bitstamp también podremos trabajar utilizando el sistema Ripple, con su correspondiente criptomoneda.

Por todas estas cosas, Bitstamp se ha convertido en una plataforma puntera en el sector casi rozando el papel de líder al generar un volumen medio diario de transacciones de alrededor de 15.000 Bitcoin.

Teniendo en cuenta todo ello, y atendiendo a esta exquisita presentación, no cabe duda de que Bitstamp es una de las mejores plataformas que podemos utilizar para llevar a cabo nuestros intercambios. A continuación, vamos a ver qué más cosas nos ofrece este soporte.

La creación de una cuenta

Una de las cosas principales en la que debemos fijarnos cuando decidimos elegir una plataforma como ésta, es la forma de crearnos una cuenta en este soporte para poder operar a través de él. Lo cierto es que Bitstamp nos lo pone realmente fácil, puesto que desde su propia página web podremos abrirnos una cuenta de una forma muy sencilla.

Lo que tenemos que hacer es dirigirnos hacia el portal de la plataforma y desde allí, introducirnos en la pestaña exclusiva para la creación de la cuenta.

Aquí, nos pedirán que rellenemos un formulario con nuestros datos personales y tendremos que dar una dirección de correo electrónico.

Este segundo paso es fundamental, ya que va a ser una de las medidas de seguridad que utilice la plataforma para poder verificar nuestra cuenta.

Bitstamp3Es un aspecto muy importante que hay que destacar de Bitstamp, ya que no nos va a permitir operar a través de su plataforma si no verificamos nuestra identidad.

Para ello, el primer paso es hacerlo a través de un correo electrónico que nos manden y a continuación, debemos incluir una copia de algún documentos oficial que nos acredite.

Los más habituales son el pasaporte o el DNI, aunque también nos permiten que podamos utilizar el carnet de conducir.

De igual modo, una vez que han verificado nuestra identidad y la han dado por buena, debemos incluir el documento de residencia correspondiente para así conocer si formamos parte de la Unión Europea o no.

Ésto posteriormente repercutirá en las tasas que debemos pagar a la hora de llevar a cabo los intercambios correspondientes.

Aunque para crearnos una cuenta no nos piden de primera la verificación, ésta se debe hacer enseguida puesto que sin ella, Bitstamp no nos deja realizar ningún depósito o retiro por lo que es fundamental contar con la aprobación de la plataforma para poder llevar a cabo las operaciones que necesitemos.

Una vez que hemos hecho todos estos pasos, lo siguiente que vamos a hacer es conocer cómo se trabaja a través de esta plataforma.

El trading con Bitstamp

Si ya nos hemos creado nuestra cuenta, es el momento de que empecemos a operar con Bitstamp. La verdad es que la plataforma nos lo pone muy fácil, puesto que nos permite la posibilidad de emitir un gran número de órdenes de manera instantánea.

En este sentido, no tendremos que esperar mucho tiempo para llevar a cabo nuestros movimientos con Bitcoin y lo principal que debemos hacer es comprar estas monedas virtuales y comenzar a realizar los intercambios correspondientes.

Bitstamp4

Hay varios métodos a través de los cuales podemos adquirir Bitcoin pero antes de conocerlos, es conveniente que sepamos que Bitstamp nos ofrece un servicio de compra las 24 horas, todos los días de la semana, por lo que podremos realizar esta acción en cualquier momento que lo necesitemos.

Además, nos ofrece un soporte exclusivo para ello conocido como TradeView, que trabaja utilizando una API  documentada a través de la cual, todos los usuarios pueden controlar sus cuentas de una manera rápida y sencilla, entre otras cosas, porque incluye herramientas de análisis específicas y avanzadas para conocer la ruta de movimientos que han llevado a cabo los otros usuarios, es decir, Bitstamp trabaja con un OrderBook (libro de órdenes) completamente público.

Desde el cual, podremos consultar los precios de venta (Ask) y también los de compra (Bid). 

Teniendo en cuenta el funcionamiento de la plataforma, veamos ahora cuáles son los tres métodos con los que podemos adquirir Bitcoin rápidamente:

✸Limitorder-Advanced

Se trata de una forma de comprar Bitcoin bastante avanzada, principalmente porque va dirigido a aquellos usuarios que quieren adquirir grandes cantidades de esta moneda virtual.

Lo importante de este método es que nos permite la posibilidad de introducir órdenes con límites, por lo que nosotros podemos dejar emitidas estas órdenes que se ejecutarán cuando el sistema detecte que el precio de compra o de venta coincide con lo que nosotros hemos establecido previamente.

✸Instant order-simple

En esta segundo método el procedimiento es mucho más inmediato, pero a diferencia de la técnica de compra anterior, en esta ocasión no se recomienda que se utilice para llevar a cabo compras de grandes cantidades de Bitcoin.

Es mucho más beneficioso si lo que queremos adquirir son pequeñas cifras.

En este caso, el sistema detecta lo que tenemos disponible en nuestra cuenta y las ofertas que existen en ese momento. La compra se realiza cuando ambos aspectos coinciden a la perfección.

✸Compra Ripple

El último método de compra que nos ofrece Bitstamp está relacionado con Ripple. Se trata de una de las técnicas más sencillas de utilizar, puesto que lo único que necesitaremos es crearnos una cuenta paralela en Ripple.com.

En cuanto dispongamos de dinero en la plataforma, inmediatamente nos crearemos la cuenta en el otro sistema y solo tendremos que acceder a ella.

Una vez que estemos dentro, daremos luz verde a la compra que queramos llevar a cabo y enseguida, la moneda virtual se transfiere a nuestra cuenta de Ripple sin tener que realizar ningún otro movimiento.

Aunque estos tres métodos los usuarios suelen realizarlos a través de la plataforma web de Bitstamp, hay que tener en cuenta que el soporte también ofrece una aplicación para dispositivos móviles a través de la cual, podremos llevar a cabo todos estos movimientos en cualquier lugar y momento que necesitemos.

Esta app, que proporciona todas las herramientas que se encuentran en la versión web, es compatible tanto para el sistema Android como para iOS.

Bitstamp4

La seguridad ante todo

Otro de los aspectos importantes que hay que destacar de Bitstamp es que se trata de una plataforma bastante segura. En primer lugar, tenemos que decir que esta seguridad viene dada porque el sistema lo que hace es establecer una conexión directa entre el usuario y un dispositivo en concreto.

Por lo que si nos registramos a través del ordenador o de nuestro teléfono móvil, Bitstamp lo detecta enseguida y nos asocia con alguno de esos dispositivos.

Además, siempre nos va a pedir que introduzcamos una contraseña para verificar que esa cuenta es auténtica y personal y para que no ocurra nada malo, nos obliga a cambiar este código cada 90 días, así se aseguran que las cuentas no pueden ser hackeadas.

Por otro lado, también hay que tener en cuenta que el sistema Bitstamp solo trabaja de manera online con el 2% de los fondos, para poder llevar a cabo los intercambios en vivo.

Lo que hace con el 98% restante es almacenarlo en carteras que se encuentran fuera de la plataforma online, por lo que, en el caso de que se burle el sistema de seguridad, los fondos no se perderán en ningún momento, tan solo ese pequeño porcentaje que se encuentra en la nube de la plataforma.

Finalmente, la otra medida de seguridad que lleva a cabo ya la comentábamos con anterioridad. Bitstamp obliga a los usuarios a verificar su identidad y su cuenta a través de un mensaje de correo electrónico. De igual modo, también todos los movimientos que se llevan a cabo en la propia cuenta se emiten al cliente utilizando un sistema de alertas vía email o por SMS.

Las tarifas de Bitstamp

Como bien sabemos, Bitstamp es una plataforma de intercambio que acepta todo tipo de transferencias electrónicas. Según con las monedas que vayamos a trabajar, así tendremos que pagar una tasa u otra.

Por ejemplo, para el caso de los depósitos internacionales, el mínimo con el que podemos operar es de 7.5 dólares (también se puede hacer en euros). Lo normal es que esta operación tarde en hacer efecto entre 2 y 5 días y la tasa que debemos abonar es del 0.05%.

En el caso de los retiros internacionales, la tasa es algo más elevada del 0.09%, pero también lo será el mínimo que se establece en 15.000 dólares o euros.

De igual modo, aquí tenemos una cantidad máxima para poder retirar, 50.000 dólares o euros. Al igual que ocurre con los depósitos, estas operaciones también tardarán entre 2 y 5 días hábiles.

Por último, par trabajar directamente con Bitcoin, debemos generar un volumen mensual mucho más elevado. Si tenemos menos de 20.000 dólares, entonces la tasa será del 0.25%, mientras que para las operaciones que superen esta cantidad, la tasa es del 0.10%.

Un buen servicio de atención al cliente

A la hora de elegir una plataforma de intercambio, es importante que conozcamos el servicio de atención al cliente que ofrece puesto que va a ser el nexo de unión entre el soporte y los usuarios.

En este sentido, Bitstamp proporciona un servicio bastante bueno, ya que podremos ponernos en contacto con ellos a través de un número de teléfono o por correo electrónico.

Son varias las direcciones de email que nos ofrece, separadas según los departamentos con los que queramos contactar. Es el caso del servicio técnico, de información o incluso para la prensa.