Quebec: fin al paraíso de la minería

El exceso de granjas de minería había disparado el consumo eléctrico en los últimos meses.

Quebec bitcoin

Quebec, la segunda provincia más poblada de Canadá se había establecido como uno de los lugares idóneos para el minado de criptomonedas. Una gran cantidad de inversores del resto de la economía mundial, veían en esta gélida provincia canadiense una buena oportunidad para rentabilizar al máximo sus granjas de criptomonedas, Quebec les ofrecía la temperatura idónea para el minado y sobre todo un precio de la luz bajo.

El frío, buen aliado de la mineria

Sin ser el factor más importante, es uno de los condicionantes que se tienen en cuenta para montar una granja. La temperatura media de Quebec en los meses de invierno es de -5 grados, ideal para sacar el mayor rendimiento a sus ordenadores.

Las granjas de criptomonedas necesitan un ambiente gélido para conseguir la mayor efectividad. Los procesadores son mucho más lentos realizando las transacciones cuando la temperatura ambiental es elevada. Se debe tener en cuenta que el mero hecho de tener una gran cantidad de ordenadores encendidos ya hace que aumente la temperatura de la sala.

Por este mismo motivo, Islandia se ha convertido en otra de las mecas para el minado de criptomonedas, siendo aún más extremas sus temperaturas a lo largo del año.

Fuente: es.climate-data.org

Consumo desmesurado de luz

La empresa pública Hydro-quebec, encargada del suministro eléctrico en toda la provincia advirtió en una comparecencia pública que “No habrá energía barata para las granjas de criptomonedas que se establezcan en la provincia”.

Los inversores en granjas se habían dado cuenta que Quebec era un paraíso para ellos, los impuestos por la energía eléctrica eran muy bajos, lo que suponía todo un chollo para la minería.

En el último mes la compañía energética se había visto desbordada como consecuencia de un elevado número de solicitudes por parte de granjas de criptmonedas para establecerse en la región.

La empresa hizo cálculos y se dio cuenta que ante la elevada demanda el suministro corría el riesgo de no dar para más. De seguir instalándose nuevas granjas corría el riesgo de que solo con la minería, se utilizase un total de 9.000 megavatios, una cuarta parte de todo lo que se produce.

Conscientes que la tecnología de las criptomonedas puede convertirse en una industria de valor añadido en un futuro no muy lejano, desde el gobierno se están estudiando alternativas para conseguir inversiones de esas características alternativas a las granjas.

El primer ministro de Canadá en una de sus últimas apariciones públicas reconoció que las granjas no era un negocio que les interesaba.

Tiene que haber un valor añadido para nuestra sociedad, no le veo ningún valor a simplemente tener servidores para hacer minería de transacciones y adquirir nuevos bitcoins.

Un claro ejemplo de como se ha gestionado la creación de granjas, es el estado de Nueva York en Estados Unidos el cual ha permitido que se asienten granjas que generasen empleo y un valor económico añadido a la comunidad.

Comments (No)

Leave a Reply

Descarga ahora

¡La guía para GANAR con el Bitcoin! 

CONTENIDO VIP EXCLUSIVO

¡Guía GRATIS!

Tu información nunca será compartida con terceras empresas.

Al suscribirte, recibirás nuestros contenidos y trucos gratis.