Suecia y Noruega se convierten en los centros de minería mundiales

Cada vez resulta más complicado minar, la legislación y los altos costes eléctricos se han convertido en un inconveniente para todos los mineros.

Noruega Suecia mineria

Tras varias ciudades e incluso países que han optado por poner punto y final a la minería de criptomonedas, parece ser que Noruega y Suecia se han posicionado como capitales en este ámbito.

Tras instalarse en varias ciudades del mundo, han visto que estos países escandinavos les ofrecían unas condiciones inmejorables: el precio de la luz moderado y temperaturas muy bajas.

Anteriormente países como China habían acaparado la minería de criptomonedas, sin embargo su gobierno decidió poner punto y final a una práctica que consideraban perjudicial para los intereses del país.

Islandia también fue otro de los centros de la minería mundial, pero en los últimos meses parece haber cambiado la tendencia y los mineros han hecho una seria apuesta por los países escandinavos.

El principal motivo del traslado son las bajas tarifas que tienen Noruega y Suecia por el kilowatio hora, ya que no superan los 7,1 céntimos, unos precios considerablemente inferiores a la 8 centimos por el kw/h de Islandia. Las ciudades que copan el mayor número de centros de minería son Vatenfall en Suecia y Statkraft en Noruega.

La necesidad eléctrica es máxima teniendo en cuenta que los mineros consumen cerca de 130 terawatios hora, una cantidad que se asemeja a la que podría consumir un país de unos 30 millones de habitanes.

Ya son varias las compañías de minería que han optado por instalarse en estos países, uno de los casos más destacados es la dela estadounidense Bitfury la cual abrió un centro de en Noruega con el que comprará energía por valor de 350 gigawatios hora. Otras de las empresas importantes que se ha trasladado a Suecia es HIVE Blockchain Technologies, la cual adquirido varios centros por valor de 9,9 millones de dólares.

Se debe tener en cuenta el elevado coste que supone minar un bitcoin, ya que requiere electricidad por un valor cercano a los 1.500€.

Por el momento Suecia y Noruega han recibido con los brazos abiertos a este tipo de empresas, ya que consideran que va a suponer un plus para los proeveedores energéticos de la zona. Un claro ejemplo de ello es que Noruega ha realizado cambios en sus leyes para eximir a los centros de datos de tener que pagar impuestos por el inmueble.

Comments (No)

Leave a Reply

Descarga ahora

¡La guía para GANAR con el Bitcoin! 

CONTENIDO VIP EXCLUSIVO

¡Guía GRATIS!

Tu información nunca será compartida con terceras empresas.

Al suscribirte, recibirás nuestros contenidos y trucos gratis.